Un poco de cultura

En un mundo como el de hoy día, más de la mitad de la población está sometida a adicciones de distinto tipo, unas consideradas “sanas” y otras “perjudiciales” para la salud, y en una tercera estarían las raras pero esas no las comento porque sería describir a mi persona y no tengo ganas de gastar neuronas en algo tan irrelevante sin conexión con uno de los mejores productos del mercado, de mayor variedad y que, aunque una vez lo pruebas, no dejas de consumirlo (si, puede causar adicción, y úlceras también pero eso solo a los más bestias), ¿de que estoy hablando os estareis preguntando? pues sinceramente, si os lo preguntais sois mas bien cortitos que solamente hay que leer el título…

Pues sí, el café amigos, y me gustaría deciros que tengo unas cuantas teorías sobre por ejemplo su sabor, su variedad, los helados de café que se pueden hacer en la nevera y sus efectos sobre la salud de los niños pequeños… pero pienso que para empezar es mejor conocer algo sobre su historia:

Proviene de Africa y de ahí fue al mundo islamico (donde esta la “chicha” de la historia).

En La Meca, el 20 de junio de 1511, el emir Khair Bey observó por la ventana de su casa a un grupo de hombres bebiendo café, lo equivalente a ver a unos viejos jugando a las cartas con su purito hoy día por España. Observó las características particulares, es decir, lo electricos que estaban los viejetes, no debe ser normal ver a un viejo haciendo un mortal hacia atrás, y juntó a un grupo de doctores y juristas para decidir si la bebida se ajustaba al Corán, eh… para los de la logse, un libro muyy viejo,  que prohíbe toda forma de intoxicación. Como observa un tio observador, es fácil olvidar que el café es una potente droga, que mola, pero droga, cuya introducción necesita de un consenso cultural/lavado de cerebro (más rapido la segunda opción), pero no de un consenso médico (ellos beben más café que nadie). Por ello, agitados debates acompañaron a los inicios de la introducción del café en el mundo islámico. El entusiasmo era tal que una ley turca de la época sobre el divorcio precisaba que una mujer puede divorciarse de su esposo si éste no llegaba a proporcionarle una dosis diaria de café (¿es justo no?).

En 1511, Khair Bey hizo cerrar todas las cafeterías (estúpido…), llevando a cabo además una campaña inutil de desinformación contra los perjuicios (inexistentes, aparte de la úlcera si bebes dos litros de golpe) del café, cuando se enteró de que las críticas contra su poder provenían de bebedores de café, que obiamente tenian que tener razón, ya que el café estimula el cerebro, así que eran listos. El cierre de las cafeterías causó rebeliones obiamente, lo que sugirió (¿que finura de palabra no?) al gobernador de Egipto cancelar la prohibición. El consumo de café pudo entonces proseguir su desarrollo. En 1630 había ya un millar de cafeterías en El Cairo, vamos, que visitabas cada una y no dormías en años.

El café llegó a Europa alrededor del año 1600, gracias a los mercaderes venecianos. Se aconsejó al Papa de aquella prohibir el café, pues representaba una amenaza de los infieles (*o* ooo que seres tan malvados…). La prohibición volvió de nuevo, ahora en Europa, tras la apertura de las cafeterías y, curiosamente, por las mismas razones, es decir, por creer que beber café desarrolla el espíritu crítico, favoreciendo probablemente los intercambios intelectuales entre consumidores, y claro, al ser más inteligentes los bebedores tenían miedo de quedar como tontos y que los bebedores de café gobernaran el mundo, pero esa es otra historia, continuemos… Después de haberlo probado (el Papa), éste bautizó la nueva bebida, declarando que dejar sólo a sus infieles el placer de esta bebida sería una lástima, tio listo. El café fue bien recibido por los monjes por las mismas razones que los imanes: permite mantenerse despierto durante mucho tiempo y mantener el espíritu limpio. Realmente se volvieron adictos y dijeron eso como escusa para poder inyectarselo en sangre.

Esto es todo amigos

p.d. por hoy, otro día si me apetece os hablo de como fue el café por América

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: