La mayor conspiración de la historia (I)

Hace muchos, muchos años, nació un señor (que de más mayor sería un auténtico hippie) en un sitio allí la pila de lejos, cerca (más o menos) de donde ahora se dan de hostias los amigos del bloque y los de los estadounidenses. Digo que nació un señor porque ya de buenas a primeras nos cuentan que al chorbito lo fueron a visitar desde reyes hasta la virgen santísima (bueno, esa desde luego, que ya estaba allí) (siempre que nos creamos que sea virgen, claro, porque yo soy de los que teorizan que sin abono no hay cultivo). Pero bueno. Esa es otra historia. Algún día empezaré otra serie de posts sobre ese tema y sobre por qué odio tanto la Navidad. Pero ya lo haré. Y sí, tengo una buena panoplia de argumentos; no como esos imbéciles de comedia barata que hacen chistes malos tipo “¿Alguien se ha fijado que aunque Papa Noel no necesita pagar por los juguetes siempre trae los más baratos?”. Ja. Ja ja. Ja ja ja. Muy gracioso, caraculo. Seguro que estás esperando a que alguien te parta la cara, pero créeme, es más fácil llevar una esvástica entre un grupo de sionistas. Te ganarás las hostias que tanto buscas mucho antes. Y tampoco es como esos anticapitalistas-antisistema-odioelmundo que van por ahí diciendo que tenemos que huir de la secta burguesa que apoya la navidad…y que vayamos a la suya. Sí, exacto. La mía es la de siempre. La visión desengañada de alguien que está hasta las pelotas de tanta mierda y falta de espíritu crítico. Y eso. Que ya hablaré que dije que no lo iba a hacer y ya me estoy cabreando.

El caso es que años más tarde a nuestro chorbito, que lo de currar no le molaba mucho, le dio por subirse a una montaña. Y en la montaña, basándose en la parte no-sicótica-asesina-machista-represiva de toda la mierda religiosa que le habían enseñado, le dijo aun montón de peña que había por allí justo lo que querían decir: que el amor mola, que hay que quererse, que los de arriba que nos oprimen acabarán siendo los de abajo, que no a la violencia, que viva la paz, viva el amor, vivan las cosas chachis. Vamos, que el moviento hippie no se inventó precisamente en los 70. De hecho, yo creo (sinceramente, esta no es una de mis inacabables ironías) que lo de tomar alguna que otra sustancia también viene de lejos…en serio. Fijaos. Un tío con melenas, barbita, túnica blanca, que se subía a una montaña y empezaba a recitar frases como “¡bienaventurados los gansos!” (ah, benditos Monty Python) una tras otra, obviando todas las reglas de la coherencia discursiva…espero que nadie se atreva a negar, que tiene pinta que o se había tomado algo, o le había pasado como a Obelix y de pequeño se cayó en una marmita de vino. Y si se necesitan más referencias para corroborar mi tesis, podéis agarrar una copia del libro surrealista más logrado de todos los tiempos (La biblia, varios autores) y decirme si eso está o no escrito en peores condiciones que Aldous Huxley haciendo el borrador del Las puertas de la percepción (bah, donde esté la cafeína).

¿Qué más? ¿Milagros? Por favor. Psicosómaticos en su mayoría, o simples exageraciones…¿quién no ha jugado al teléfono estropeado? No es ya difícil de por sí lograr que al otro lado no llegué una frase tipo “voy a matar a tus padres” como para que a algún intermediario sin escrúpulos se le ocurra manipular ‘un poquito’ la información…

Así que nuestro amigo era un pavito chachi. Al que un día, los romanos, por aquello de que igual les estaba molestando un poco en el recto toda su palabrería de liberación obrera-amor libre, decidieron que iban a darle una casa con vistas al monte. Y bueno. A partir de aquí la historia se vuelve un poco difusa…no sé vosotros, pero a mi me cuesta menos creerme que el gato de Schodingër viene a ser la versión no-graciosa del de Alicia en el país de las maravillas, ya que al menos tiene respaldo matemático (me pregunto si puedo argumentar en un juicio que mi víctima, según la mecánica cuántica, no está estrictamente muerta); que que un tipiño a quien ya le pasaban tres días la fecha de caducidad de repente se le reorganicen las vísceras y aún por encima salga volando hacia los cielos (en medio de un coro de monjas liderado por Whoopi Goldberg cantado gospel) (con un organillo eléctrico y luces de Navidad).
Así que ahí acaba la historia, ¿no? Pues no. Si realmente pensabais eso, olvidabais la siguiente premisa: el ser humano es gilipollas (usada reiteradas veces en los Philosophiæ Naturalis Principia Mathematica para demostrar que las trayectorias de objetos sometidos a una fuerza central están contenidas en un plano, por si a alguien le cabía la menor duda). Posiblemente si nuestro colega hubiese muerto de, digamos, sífilis – o si queremos creer que realmente era casto y puro/se cayó a horcajadas encima de un pincho, lepra (si, supongo que la lepra también le podría provocar ciertos problemas a la hora de mantener relaciones) – habría sido un jamado más entre los muchos que predecían el Apocalipsis Now y los que ya no se acordaban donde estaba aquella cosita que sus padres habían dejado allí la noche anterior (grandes, que grandes). Por no decir, claro, que además todo el tinglado de los milagros se le habría venido a si mismo – a ver quién se fía de un curandero que no se puede sanar a si mismo (los médicos van a parte, que para eso tienen…ejem… carrera). Pero no, tuvieron que cargárselo. Igual que el Che, Kennedy, Lennon o el imbécil de Titanic. No nos acordaríamos tanto de ellos si no hubiesen muerto en lamentables circunstancias (del de Titanic me alegro especialmente). Así que una pandilla de anútiles (©yuliette) sin ningún tipo de vida social tuvieron la magnífica idea de tocar las pelotas con su nueva secta. Reprimidos duramente – supongo que a Zeus no le hizo ni puta gracia que otro listillo le pretendiese meter un monopolio comunista a su Cartel en el Olimpo – hicieron, unos pocos siglos después, lo que su religión obviamente profesa con esto del amor al prójimo, el perdón y esas cosas: pisotear a los demás y vengar su sed de sangre en gente inocente que sí, vale quizá sus bisabuelos hubiesen matado a un cristiano, pero no jodas, que yéndonos hacia atrás encontraremos que un gorila antepasado tuyo se cargó a mi n-tatarabuelo y yo tengo que ejecutar mi vendetta. Claro. De cosas como esta es de donde saco mi ilimitada fe en el ser humano y en eso de la liberación de los oprimidos. Pero bueno, después de unos años de sutil limpieza étnica como pocas veces antes se habría visto (y para asegurar, siguieron haciéndolo siglos y siglos y siglos…aunque ahora ya les dieron el relevo los curas del turbante, pero esos son de la misma calaña, con otro nombre) consiguieron, más o menos, que la cosa se tranquilizase un poco. Más bien que la gente estuviese demasiado acojonada para actuar. Y así empieza esta bella historia NRM13A.

En el próximo episodio, como convertir un culto basado en la empatía y el amor en una herramienta represiva e imperialista para tocar los cojones y engordar hasta que el bazo empiece a salir por la boca en busca de espacio. ¡Hágalo usted mismo mientras se toma un rico café!

13 comentarios to “La mayor conspiración de la historia (I)”

  1. Me moló el detalle del copiright, pero mi nick es con tres ts…. jouus… cry… x]

    Y bueno, yo ya sé que HECHO es con h, pero era un comentario cutrecillo HECHO con prisa y esas cosas… sin embargo lo tuyo es peor :P

    “le dijo aun montón de peña que había por allí justo lo que querían DECIR:”

    ¿Querían decir? ¿Y por qué escuchan? Qué raritos que son, hijos de Dios… xP

    Bueno, y que gracias :) nos has HECHO pasar una entretenida clase de TICs (: te estaremos eternamente agradecillos por ello (bueno, eternamente no, hasta el lunes, que más te vale subir algo al menos tan largo como esto!)

    P.D. más te vale traerme hoy las piruletas eh :L (y NO estoy de broma, sino mi enfado sera un HECHO real xP )

  2. ummm, muy bueno, pero tio, espacia más, que me quedo sin aire al leer (y eso que no leo hablando)

  3. santicristo Says:

    xD bien bien…buscare piruletas…
    weno es que no le pasan a uno un error? ah no xD hacéis bien
    bueno, pues seguiré con la serie, pero vosotros seguid también con la TICs, que tambien os estoy muy AGRADECILLO por ello :P:P:P:P:P

  4. lo HAREMOS no lo dudes (agradecillo es otra de las palabras con copyright ¬¬)

  5. Ojalá tardes poco en subir eso de “como convertir… ” estoy interesado en cual es la receta mágica (un poco de sal, azúcar, etc) xD

  6. JAJAJA muy buenoooo!! esto se lo tendria q haber soltado a aquel latinoamericano que decia q la biblia me iba a abrir la mente…. ajjajajajajajaja anq weno yo recuerdo q le habia dicho:

    Soy qimico, no me puedo permitir el lujo de creer en la biblia…

    Always look on the bright side of life!! dios q ganas me metiste de ver la vida de brian xD

  7. JAJAJA muy buenoooo!! esto se lo tendria q haber soltado a aquel latinoamericano que decia q la biblia me iba a abrir la mente…. ajjajajajajajaja anq weno yo recuerdo q le habia dicho:

    Soy qimico, no me puedo permitir el lujo de creer en la biblia…

    Always look on the bright side of life!! dios q ganas me metiste de ver la vida de brian xD

  8. nico te repites :P

  9. santicristo Says:

    yo tambien le puedo abrir la cabeza a la gente con una biblia si tiene las tapas duras :D

  10. como la mia *-*

  11. de dónde sacaste lo de historia NRM13A????
    xD

  12. El botones sacarino Says:

    Mi orgullo de cristiano se derrumbaaaaghhthrtgrtref

  13. santicristo Says:

    No Recomendado a Menores de 13 Años

    julia tiene una biblia catalogable como arma blanca! :K eso derrumba cualquier cosa! incluso la impasibilidad de nicolás! (y si no os lo creéis, golpeadle repetidas veces con ella y ya veréis)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: